Tlalpujahua

Región País de la Monarca


El Pueblo Mágico Minero de la Navidad.

Tlalpujahua es un pequeño pueblo de pasado minero, aferrado a un cerro, superviviente de tragedias y heredero de la tradición más hermosa de la Navidad. En lo alto, la impresionante estampa de la Parroquia de San Pedro y San Pablo contrasta en su esplendor barroco con la sobriedad de San Francisco, el primer templo del pueblo, en su parte baja. En medio, una sucesión de calles empedradas, portales pintorescos, plazas soleadas y fachadas cubiertas de flores.

El pasado minero de Tlalpujahua se intuye en los detalles. En los techos de lata de tantas casas- así se pagaba a los trabajadores. En las pequeñas capillas donde los mineros se encomendaban a la Virgen para pedir protección. Y, sobre todo, en la infame explanada donde la Torre del Carmen queda como único vestigio de la enorme catástrofe que causó miles de muertes en 1937 y terminó con la minería en la región. La Mina Dos Estrellas te espera para contarte muchas historias de los mineros y fabulosas anécdotas. Podrás conocer cómo laboraban los mineros y hacer un viaje en el tiempo entrando al túnel de la mina. Esta visita que te conectará con el pasado y la magia de este pueblo.

El Pueblo Mágico de Tlalpujahua es hoy conocido en todo México por la producción de esferas navideñas. Cada otoño, miles de personas acuden a la Feria de la Esfera para adquirir decoraciones navideñas elaboradas artesanalmente en cientos de talleres. Una excelente ocasión para ver a los artistas en el soplado de vidrio o en la decoración de esferas.

Y no te puedes ir sin probar los exquisitos dulces, las conservas y los licores de hierbas tradicionales. ¡Salud en cada trago!

Te recomendamos:

  1. Visitar la casa-museo de los Hermanos López Rayón para conocer en profundidad la historia de estos héroes patrios. 
  2. Realizar el recorrido de la Mina Dos Estrellas y llegar hasta el cercano Pueblo Mágico de El Oro en el Estado de México, también parte de la Ruta de Pueblos Mágicos Mineros, al igual que Mineral de Angangueo. 
  3. Acudir al incipiente Festival FERATUM, en octubre, cita obligada para los amantes del cine de terror.
  4. Acercarse al pequeño templo y panteón de Puxtla para la celebración de Día de Muertos, una celebración declarada Patrimonio de la Humanidad. 
  5. Admirar los voladores de San Pedro Tarímbaro, un ritual declarado Patrimonio de la Humanidad. El día 29 de junio o, durante mayo, en el festival Tlalli.

Dale click al mapa para comenzar a explorar Tlalpujahua

Todo Michoacán

Suscríbete a nuestro newsletter
Suscripción realizada correctamente
Se ha producido un error
FacebookTwitterYoutube

Llámanos gratis

01 800 450 23 00